Ancelotti se fija en Gila

Mario Gila, en un partido del Castilla. © CHEMA DIAZ Mario Gila, en un partido del Castilla.

Una de las primeras tareas que está emprendiendo Carlo Ancelotti como entrenador del Real Madrid por segunda vez es la de empezar a evaluar qué hay en La Fábrica que puede serle útil al primer equipo. Y en ese barrido de vídeos e informes que le han proporcionado, ha emergido un nombre: el del central Mario Gila (Barcelona, 20 años). Con el club pendiente de Varane (y en menor medida, de Sergio Ramos), la camada de centrales está siendo especialmente estudiada. Gila, que no llamó la atención de Zidane, sí lo ha hecho con Carletto.

Un giro de los acontecimientos que afecta a su futuro más inmediato. El zaguero castillista tenía su vista puesta en buscar una salida al fútbol profesional porque Zidane mostró preferencia por los otros dos centrales del filial, en especial Víctor Chust, también en menor medida Pablo Ramón. Lo curioso es que Gila fue el que más jugó de todos con Raúl esta temporada y ha ido teniendo ofertas, la más firme una del Sassuolo de la Serie A italiana el pasado mercado de enero que estuvo a punto de aceptar. Finalmente se quedó, pero este verano, con el Castilla de nuevo en Segunda B tras el frustrado intento de ascenso, iba a explorar el mercado.

El central catalán tiene contrato con el Madrid hasta 2024, pero la opción de una cesión o un traspaso parcial (venta del 50 por ciento de los derechos) se iba a considerar seriamente. Todo eso queda aparcado. La intención ahora es que haga la pretemporada del Real Madrid desde el 5 de julio y desde ahí, en directo, Ancelotti tomará una decisión. Gila es un central no muy alto (mide 1,84 metros) pero veloz, con buen saque de pelota y muy peligroso, especiamente, en las acciones a balón parado. Desde hace tiempo, se le considera uno de los tapados en Valdebebas pero con una proyección muy interesante.

Con contrato hasta 2024, Gila estuvo a punto de irse al Sassuolo de la Serie A italiana en enero pero al final se quedó.

undefined

Luz verde a los canteranos estelares

Ancelotti también ha ido viendo los informes del resto de castillistas y recabando información sobre Antonio Blanco (el canterano que más le fascina de esta generación). Le ha dado luz verde, como a Miguel Gutiérrez, Arribas y Marvin, para seguir en la órbita del primer equipo a la espera de saber finalmente si hay fichas disponibles una vez se sepa el futuro de los numerosos cedidos que tienen que regresar. O si siguen en la dinámica de los mayores, pero con ficha del Castilla.

Ancelotti se fija en Gila