"Mano de piedra", la niña boliviana que consagra la mitad de su vida al boxeo

© Proporcionado por Agencia EFE

Palca (Bolivia), 11 jun (EFE).- A sus 12 años, Gracce Flores puede decir con certeza que ha consagrado la mitad de su vida al boxeo, una disciplina tradicionalmente asociada a los varones, mientras está a la espera de que el tiempo pase para dar el salto al profesionalismo y convertirse en toda una campeona.

"El boxeo no es para cualquiera" y "quiero ser campeona mundial", afirmó a Efe sin titubear, con la confianza de alguien que en la mirada y en el porte que todavía desarrolla transmite la esencia de una boxeadora de vocación.

Ese talante lo descubrió hace seis años, mientras en casa se veían películas de Sylvester Stallone y combates de la Ultimate Fighting Championship (UFC) y ella buscaba imitar movimientos y desafiar a su papá, Beto, un exboxeador aficionado que nunca imaginó que "la sangre" despertaría esa misma pasión en Gracce.

"Mano de piedra", la niña boliviana que consagra la mitad de su vida al boxeo