Xiaomi y Oppo quieren producir sus propios procesadores

. © Proporcionado por Meristation .

Son muchas las marcas chinas de smartphones que están presentes en el mercado. Muchas siguen la premisa de dar más por menos y la táctica les ha llevado a recibir una gran popularidad en el mercado. Tanto es así que una de nuestras protagonistas es una de las más conocidas actualmente. Pero hoy no toca hablar de sus móviles como tal, si no de los procesadores. Y es que Xiaomi y Oppo quieren producir sus propios chips para sus terminales.

Las marcas chinas más convencidas de su producción

Es un hecho que los fabricantes de móviles dependen de muchos otros para crear sus productos. Las placas, difusor, pantallas, baterías, almacenamiento… y así hasta un largo número de componentes con los que se crean todos los aparatos que tenemos la mayoría de la población en el bolsillo. Pero claro, todo esto tiene un coste si se ha de depender de un tercero.

Esto lo han aprendido muchas firmas y ahora parece que es el turno de Xiaomi y Oppo hacer sus cálculos para lanzarse a la fabricación de sus procesadores. Así lo cuenta el medio DigiTimes donde también ponen fecha para la llegada de los primeros terminales con los que podrían ser sus primeras unidades fabricadas. Estas serían este mismo año, concretamente a finales de este o principios del 2022.

. .

Por otro lado, cabe destacar que ninguna de las compañías se quiere quedar atrás en este sentido. Con esto queremos decir que fabricarán chips con 5G ya integrado, así que no sería ningún disparate pensar que serían piezas pensadas para los modelos de alta gama, siendo estas antenas capaces de quedarse un poco por debajo de la línea de los 6 Ghz.

Más rivales en el mercado

Xiaomi y Oppo quieren trabajar en sus propios procesadores. Esto no es una novedad en el sector ya que hemos visto cómo otras marcas han llevado a cabo un movimiento similar. Algunas ya las conoces como es el caso de Samsung y los Exynos, pero dentro del gigante asiático también hay grandes exponentes como es el caso de Huawei y sus Kirin. A esto hay que sumarles la presencia de otros que tienen mucho renombre en el mercado como son los fabricantes Qualcomm y MediaTek.

Por otro lado, no son los únicos con este pensamiento. Recientemente supimos que Google quiere un procesador propio para los Pixel, por lo que la competencia en el mercado será mayor. Esto por no hablar de que la cadena de producción es más cerrada y no se depende de los movimientos de una compañía para tener a punto los terminales como está pasando últimamente con la actual falta de suministros.

Xiaomi y Oppo quieren producir sus propios procesadores