La última voluntad que el Duque de Edimburgo pudo cumplir antes de morir

© Proporcionado por Bekia

La última voluntad que el Duque de Edimburgo pudo cumplir antes de morir © Proporcionado por Bekia La última voluntad que el Duque de Edimburgo pudo cumplir antes de morir La vida del Duque de Edimburgo llegaba a su fin el pasado 9 de abril a penas dos meses antes de cumplir los 100 años. Tal y como comunicaba la Familia Real Británica a través de un comunicado oficial, el marido de la Reina Isabel II moría "pacíficamente" la mañana del viernes en el castillo de Windsor. Fue allí donde instalaron un año atrás, cuando comenzó el confinamiento obligatorio por la pandemia del Coronavirus, y donde pasó sus últimos días tras recibir el alta de su último ingreso hospitalario.

El Duque de Edimburgo tras recibir el alta después de un mes ingresado © Proporcionado por Bekia El Duque de Edimburgo tras recibir el alta después de un mes ingresado

Tanto el propio Duque de Edimburgo como los médicos que le atendieron durante el mes que estuvo ingresado lucharon por conseguir una mejoría de su salud que le permitiese así volver a Windsor ya que bajo ningún concepto quería morir en el hospital, tal y como ha publicado The Telegraph. De hecho, también apuntan que la noche del jueves, cuando su salud empeoró, la propia Reina pidió que no se lo llevasen de nuevo al hospital porque así se lo había solicitado su marido.

Antes de todo esto, el Duque de Edimburgo pudo cumplir su última voluntad que era poder despedirse de toda su familia. Para ello realizó llamadas telefónicas, escribió cartas e incluso recibió la visita de sus cuatro hijos, la Princesa Ana y los Príncipe Carlos, Eduardo y Andrés. La visita de estos cuatros miembros de la Familia Real fue posible ya que todos ellos, por sus respectivas edades, habían recibido ya la vacuna contra el Coronavirus.

La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo con sus cuatro hijos en sus bodas de diamante © Proporcionado por Noxvo S.L.U La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo con sus cuatro hijos en sus bodas de diamante

Con el resto de los familiares realizó llamadas telefónicas para poder hablar con ellos una última vez. A pesar de tener la posibilidad, decidió no realizar videollamadas ya que no era muy aficionadas a ellas. Eso sí, tal y como contó el propio Príncipe Harry en su entrevista con James Corden, si las hizo durante el confinamiento para estar al día de la vida que este tenía junto a Meghan Markle en California y poder ver como iba creciendo su bisnieto Archie Harrison.

Su otra voluntad: Un funeral discreto

Otra de las voluntades del Duque de Edimburgo que se cumplirán tras su fallecimiento será la de recibir un último adiós mucho más discreto del que le correspondería por su rango de marido de la Reina Isabel II. Este siempre pidió no recibir un funeral de Estado y tampoco habrá un velatorio público para que los ciudadanos le den su último adiós. Esta última medida ha sido tomada principalmente por las medidas sanitarias establecidas por la pandemia del Coronavirus. Si bien el Reino Unido es uno de los países más avanzados en la vacunación, por el momento solo 30 personas podrán asistir al funeral.

La última voluntad que el Duque de Edimburgo pudo cumplir antes de morir