Los comunicados radicalmente opuestos de Guillermo y Enrique para homenajear a su abuelo

Los príncipes Guillermo y Enrique © Bang Showbiz Los príncipes Guillermo y Enrique

En los últimos días se han ido sucediendo las reacciones de los miembros de la monarquía británica a la muerte del duque de Edimburgo, bien sea en forma de breves declaraciones a la prensa o de comunicados públicos, que han sido el medio elegido por dos de sus nietos: los príncipes Guillermo y Enrique.

El tono que cada uno de ellos ha elegido para recordar a su abuelo evidenciaría aún más sus 'distintos estilos' a la hora de abordar su rol institucional que tantos problemas habrían causado entre los dos hermanos incluso después de que Enrique renunciara al suyo el año pasado.

Guillermo ha preferido recordar a su abuelo por pasar casi un siglo "al servicio de su país y de la Commonwealth, de su esposa y de la reina, y de su familia", y también por el ejemplo impagable que les ofreció a todo ellos.

"Mi abuelo fue un hombre extraordinario y parte de una generación extraordinaria. Catalina y yo seguiremos haciendo lo que él hubiera querido y apoyaremos a la reina en los próximos años. Echaré de menos a mi abuelo, pero sé que él querría que siguiéramos trabajando", ha afirmado Guillermo, que siempre le estará agradecido al duque de Edimburgo por la amabilidad que le mostró a su propia esposa, la duquesa Catalina, cuando se sumó a la Firma.

Los rumores siempre han asegurado que el marido de Isabel II intentó mediar entre sus hijos y sus respectivos cónyuges en los momentos difíciles porque él conocía de primera mano las presiones que afronta cualquiera que se case con un royal.

Por otra parte, a nadie se le ha pasado por alto que el duque de Cambridge ha hecho hincapié en varias ocasiones en la idea de una vida dedicada a la corona que representa el duque de Edimburgo. Este último habría sufrido mucho en sus últimos años por el deterioro evidente en la relación entre Guillermo y Enrique y se cree que les habría instado a que aparcaran sus diferencias "por la reina y por el país", así que la elección de palabras del heredero al trono no parece casual.

El menor de los dos hermanos ha optado por un enfoque mucho más coloquial para su propio comunicado, en el que ha mencionado los logros de su abuelo "como el consorte más longevo de la monarquía, un militar condecorado, un príncipe y un duque", pero ha otorgado más peso a su propia pérdida.

"Para mí, como para muchos que han dicho adiós a un ser querido o a un abuelo a lo largo de este doloroso último año, él era mi abuelo: maestro de la barbacoa, leyenda de las bromas y descarado hasta el final", ha afirmado Enrique, que ha preferido apostar por la brevedad en sus palabras de homenaje porque sabe que es lo que el fallecido habría querido.

"Ha sido una roca para Su Majestad la Reina con una devoción sin parangón, a su lado durante 73 años de matrimonio, y aunque podría seguir, sé que ahora mismo él nos diría a todos, cerveza en mano: '¡Oh, seguid adelante!'", ha añadido Enrique para despedirse prometiendo que el duque de Edimburgo siempre ocupará un lugar muy especial tanto en su corazón como en el de su esposa Meghan y sus dos hijos: el pequeño Archie y la niña que está esperando.

Los comunicados radicalmente opuestos de Guillermo y Enrique para homenajear a su abuelo