La emisaria de ONU, de gira en Asia por la situación en Birmania, donde ya son 600 los muertos

La enviada de la ONU Christine Schraner Burgener llega al aeropuerto de Sittwe (Birmania) tras una visita a la frontera con Bangladés, el 15 de octubre de 2018 © . La enviada de la ONU Christine Schraner Burgener llega al aeropuerto de Sittwe (Birmania) tras una visita a la frontera con Bangladés, el 15 de octubre de 2018

La emisaria de la ONU para Birmania tiene previsto iniciar una gira diplomática en Asia para buscar una salida a la crisis desatada por el golpe de Estado en ese país, donde este viernes se llegó a los 600 muertos por la represión militar.

La gira de Christine Schraner Burgener tiene lugar en un contexto de creciente preocupación en la comunidad internacional por la situación en Birmania, escenario de manifestaciones diarias desde el golpe miliar del 1º de febrero que derrocó al gobierno civil de Aung San Suu Kyi.

Christine Schraner Burgener, una diplomática suiza, debe llegar en estos días a Tailandia, vecino de Birmania, en el marco de una visita a la región que la llevará en principio también a China, tradicional aliado de las Fuerzas Armadas birmanas. Los detalles de su viaje no se conocen aún.

El embajador Kyaw Zwar Minn saluda frente a la Embajada de Birmania en Londres, el 8 de abril de 2021 © Ben Stansall El embajador Kyaw Zwar Minn saluda frente a la Embajada de Birmania en Londres, el 8 de abril de 2021

Al menos 614 civiles murieron desde el 1° de febrero a manos de las fuerzas de seguridad en la represión de las manifestaciones prodemocracia en Birmania, según la Asociación de Asistencia a los Prisioneros Políticos (AAPP).

Pero el balance podría ser mucho peor: más de 2.800 personas fueron detenidas y no se tiene noticias de muchas de ellas. 

El viernes por la mañana volvió a correr sangre. Según los socorristas, al menos cuatro personas murieron cuando las fuerzas de seguridad destruyeron barricadas de personas que protestaban contra el régimen militar en la ciudad de Bago (llamada también Pegu), a unos 65 km al noreste de Rangún.

El portavoz de la junta militar birmana, el brigadier general Zaw Min Tun (dcha), habla durante una rueda de prensa organizada por el régimen castrense el 9 de abril en 2021 en Naipyidó, la capital de Birmania © . El portavoz de la junta militar birmana, el brigadier general Zaw Min Tun (dcha), habla durante una rueda de prensa organizada por el régimen castrense el 9 de abril en 2021 en Naipyidó, la capital de Birmania

La represión no se limita al interior del país. El embajador birmano en Londres, que apoya a la premio Nobel de la paz 1991 Aung San Suu Kyi, fue expulsado de su puesto, una decisión condenada el jueves por el Reino Unido, que sin embargo debió aceptarla.

En cambio, Londres indicó que ofrecería protección a Kyaw Zwar Minn, cuya "valentía" fue saludada por el secretario de Estado británico para Asuntos Exteriores, Nigel Adams, que se reunió con él.

De su lado, Estados Unidos anunció ese mismo día sanciones contra una empresa estatal birmana de producción de piedras preciosas, con el fin de privar a la junta militar de una fuente de ingresos clave.

- "Senda democrática" -

La emisaria de la ONU reclama desde el 1º de febrero una reunión con los generales, pero no ha recibido autorización para viajar a Birmania. Con el apoyo del Consejo de Seguridad, quiere también entrevistarse con dirigentes civiles detenidos, entre ellos el presidente Win Myint y Aung San Suu Kyi. 

"Evidentemente está dispuesta a reanudar el diálogo con los militares para contribuir al regreso de Birmania a la senda democrática, de la paz y de la estabilidad", declaró el jueves el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric.

Cuando se le preguntó si el contacto con la junta se había roto, respondió que continuaba por escrito pero que desde hacía semanas no había conversaciones telefónicas.

La emisaria "comenzará su gira en Bangkok, donde se reunirá con las autoridades, los responsables de la ONU en la región y embajadores acreditados en Birmania", dijo Dujarric.

"Como lo ha subrayado en muchas oportunidades, una respuesta internacional sólida a la crisis actual en Birmania necesita un esfuerzo regional unificado que implique a los países vecinos que pueden ejercer una influencia sobre la estabilidad" birmana, precisó el vocero.

La ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) planea llevar a cabo una cumbre sobre Birmania a finales de mes.

- Reunión informal -

Por iniciativa del Reino Unido, está prevista este viernes una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU para, entre otras cuestiones, escuchar a Daw Zin Mar Aung, miembro civil electo del parlamento birmano, y a un universitario, Sai Sam Kham.

Daw Zin Mar Aung hablará en nombre del grupo de resistencia CRPH, el Comité para la Representación de Pyidaungsu Hluttaw, el órgano legislativo birmano.

El CRPH asegura que ya ha reunido unos 270.000 elementos que muestran violaciones de derechos humanos a "gran escala". Esta semana inició discusiones con investigadores de la ONU.

Por su parte, el jefe de la junta, el general Min Aung Hlaing, acusa a los manifestantes de querer "destruir el país", y garantiza resolver la crisis de "manera democrática".

Cuando tomó el poder la junta instauró el estado de emergencia por un año. Un portavoz, Zaw Min Tun, indicó a CNN que podrían prolongarse por otros doce meses, asegurando al mismo tiempo que se organizarían elecciones.

bur-blb/pz/mar/zm

La emisaria de ONU, de gira en Asia por la situación en Birmania, donde ya son 600 los muertos