Von der Leyen y Michel escenifican en Ankara la mano tendida a Erdogan

Charles Michel (Izq.), Recep Tayyip Erdogan (Centro) y Úrsula Von der Leyen (Der.) durante su reunión en el palacio presidencial en Ankara. (EFE) © EFE Charles Michel (Izq.), Recep Tayyip Erdogan (Centro) y Úrsula Von der Leyen (Der.) durante su reunión en el palacio presidencial en Ankara. (EFE)

En Atenas y Nicosia muchos han aguantado la respiración durante la visita que Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, han realizado este martes a Ankara. Ambos líderes europeos han escenificado la mano que los Veintisiete han decidido tender al régimen de Recep Tayyip Erdogan tras la última cumbre europea: si Turquía se comporta, la Unión Europea le ofrece renovar y reforzar sus lazos, modernizando por ejemplo la unión aduanera entre ambos bloques.

Y Grecia y Chipre han estado en vilo porque es fácil que la tierra de Ankara se mueva bajo los pies de los líderes europeos. Las promesas de Turquía muchas veces han acabado en la papelera a pesar de las buenas palabras que en los últimos tiempos ha tenido Erdogan hacia la UE. La última vez que Von der Leyen, Michel y Erdogan hablaron, ya en plena tendencia de desescalada, el presidente turco decidió sacar al país del Convenio de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres. Tras el último Consejo Europeo, con sus conclusiones en las que se tendía la mano a Ankara, un ministro turco volvió a amenazar con las exploraciones gasísticas en el Mediterráneo que han provocado tensiones con Atenas y Nicosia.

Las autoridades griegas no confían en exceso en las palabras que salen de los labios de Erdogan. De hecho, este mismo martes, Konstantinos Floros, jefe del Estado Mayor de Grecia, ha acusado a barcos turcos de chocar dos veces contra una embarcación de la autoridad portuaria griega. “Todos en la región, incluido Estados Unidos, están interesados en la estabilidad y la paz, el único alborotador es Turquía”, señalaba Floros.

© Proporcionado por El Confidencial

Albert Naya. Estambul