Inflexible, Teherán exige el levantamiento de las sanciones

© - Iranian Presidency/AFP

Irán ha rechazado la idea de un levantamiento gradual de las sanciones estadounidenses tras las conversaciones de Viena, exigiendo la cancelación de todas las medidas en su contra al mismo tiempo, para volver a asumir sus compromisos internacionales del acuerdo de 2015.

El principal negociador de Irán, Abbas Araghchi, reiteró la dura postura de Irán tras la reunión celebrada en Viena (Austria) el martes 6 de abril: "Todas las acciones deben llevarse a cabo de una sola vez, no paso a paso. No habrá negociaciones directas con los estadounidenses ni negociaciones sobre asuntos ajenos al acuerdo nuclear".

Teherán, que ha reactivado su programa nuclear en respuesta a las sanciones impuestas por Estados Unidos en los últimos tres años, pide que Washington cancele todas esas sanciones de un plumazo. Irán dice que entonces frenará su programa cumpliendo sus propios compromisos en virtud del acuerdo de 2015, informa nuestro corresponsal en Teherán, Siavosh Ghazi.

Mientras tanto, Teherán ha acelerado aún más su programa nuclear. Según el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, este país ha producido 55 kilogramos de uranio enriquecido al 20% en los últimos cuatro meses, mientras que según el acuerdo nuclear no debe superar el 3,%.

Además, el número de centrifugadoras ultramodernas está aumentando considerablemente, lo que permite a Teherán producir aún más uranio enriquecido. Esto demuestra que, a pesar de las conversaciones de Viena, Teherán se niega a frenar su programa nuclear hasta que se alcance un acuerdo global.

En un discurso ante el Consejo de Ministros en la capital iraní el miércoles, el presidente Hassan Rohani saludó, no obstante, "un nuevo capítulo" que "acaba de abrirse" en Viena. Pero el jefe de Estado recordó que su país sólo cambiará su política nuclear tras el levantamiento de las sanciones. "Si (Washington) muestra seriedad y honestidad -es lo único que pedimos- creo que podremos negociar en poco tiempo”, aseveró.

Inflexible, Teherán exige el levantamiento de las sanciones