Perú fumiga miles de centros de votación en la víspera de las elecciones

(Photo by ERNESTO BENAVIDES / AFP) © ERNESTO BENAVIDES (Photo by ERNESTO BENAVIDES / AFP)

Brigadas de obreros comenzaron a fumigar este sábado miles de centros de votación para los comicios del domingo en Perú, que tendrán lugar en medio de cifras récord de covid-19 y sin favoritos entre 18 candidatos a la presidencia.

En un país que ha tenido cuatro presidentes desde 2018, hay 10 candidatos de derecha o centroderecha, cuatro de izquierda, tres nacionalistas y uno de centro, pero ninguno supera el 10% de intención de voto, lo que vaticina una definición en segunda vuelta el 6 de junio.

La oficina nacional electoral (ONPE) habilitó 11.402 centros de votación, tres veces más que lo habitual, para tratar de evitar aglomeraciones durante la votación en las ciudades y pueblos de la selva amazónica, la sierra andina y la costa, donde se encuentra Lima.

Los siete candidatos con opciones de pasar al balotaje son el exlegislador Yonhy Lescano (centroderecha), la antropóloga Verónika Mendoza (izquierda), el economista Hernando de Soto (derecha), Keiko Fujimori (derecha populista), el exfutbolista George Forsyth (centroderecha), el maestro y sindicalista Pedro Castillo (izquierda radical) y el empresario Rafael López Aliaga (ultraderecha).

El nuevo presidente, que debe asumir el 28 de julio, día en que Perú conmemora el bicentenario de su independencia, deberá encarar la emergencia sanitaria, la recesión económica y la crisis política, reflejada en tres presidentes en cinco días en noviembre de 2020.

En Perú el voto es obligatorio y la ONPE anticipa una participación de “nueve de cada diez peruanos”, pese a que el país vive la semana más mortal en 13 meses de pandemia, con 279 decesos diarios en promedio, según el ministerio de Salud.

Los centros de votación comenzaron a ser fumigados en todo el país para evitar contagios de covid-19 durante sus 12 horas de funcionamiento, según las autoridades.

“Hemos instalados mesas de votación en sedes de los Panamericanos [de Lima 2019], parques, estadios, centros comerciales y colegios”, dijo el jefe de la ONPE, Piero Corvetto.

Perú acumula 54.285 muertos en 1,6 millones de casos. De sus 33 millones de habitantes, 25 millones están convocados a las urnas.

Y dos de los candidatos se contagiaron en los últimos días: Forsyth y José Vega, de un partido nacionalista minoritario.

“La suerte está echada”

El gremio médico ha lamentado que los candidatos organizaran mitines con cientos de partidarios aglomerados, mientras los contagios de covid-19 estaban en alza.

“Lamentablemente las decisiones políticas han primado por sobre técnicas [sanitarias]”, dijo a la AFP el jefe de la Comisión de Salud Pública del Colegio Médico, Augusto Tarazona.

Afirmó que hubiese sido aconsejable posponer los comicios, pero esa decisión debió haberse tomado “hace dos o tres meses”.

“A estas alturas la suerte está echada, porque ya se hizo todo lo que había que hacer para elevar los contagios y mañana [domingo] se corona”, agregó el doctor Tarazona.

En enero, el exmandatario Martín Vizcarra propuso posponer los comicios al 23 de mayo, pero no tuvo respaldo. El presidente interino Francisco Sagasti dijo que “de ninguna manera” se postergaría la votación.

El ministro de Interior, José Elice, indicó que unos 20.000 policías estarán dedicados exclusivamente a controlar el cumplimiento de las medidas sanitarias durante la votación. La cifra equivale a menos de dos agentes por cada centro de sufragio.

El peor escenario

Además de la emergencia sanitaria, la falta de favoritos entre los candidatos a la presidencia y las previsiones de un nuevo Congreso fragmentado han elevado la incertidumbre y agitado los mercados.

“Tenemos el peor escenario posible para este domingo: fragmentación y polarización”, declaró a la AFP el politólogo Carlos Meléndez.

“La salud, la economía, la política y hasta la moral y la ética están en crisis”, dijo el viernes el presidente Sagasti en un mensaje por televisión en el que incentivó a sus compatriotas a votar.

El ministro Elice recordó este sábado que “el ejercicio del sufragio es un derecho, pero también es un deber”. Quienes no votan son multados.

Unos 260.000 ciudadanos sorteados supervisarán la votación. En días previos, la ONPE distribuyó en todo el país 375 toneladas de papeletas de sufragio, urnas y padrones, así como mascarillas para los encargados de cada mesa.

Un policía murió el miércoles en el río Amazonas al naufragar una embarcación que transportaba material electoral a un poblado.

Perú fumiga miles de centros de votación en la víspera de las elecciones