Sepultan en El Salvador a Victoria Salazar, familiares piden justicia

Tras el funeral, los familiares de Victoria Esperanza Salazar dijeron que esperan que se haga justicia y que se castigue a los responsables. FOTO: Reuters. © Proporcionado por UnoTV Tras el funeral, los familiares de Victoria Esperanza Salazar dijeron que esperan que se haga justicia y que se castigue a los responsables. FOTO: Reuters.

Este domingo los restos de Victoria Salazar, la mujer que murió tras ser sometida por policías de Tulum, fue sepultada en un cementerio en la ciudad de Sonsonate, en El Salvador, acompañada por familiares y amigos cercanos.

El féretro que contenía los restos mortales de Victoria fue trasladado en un auto blanco desde una funeraria en Sonsonate, 66 kms al suroeste de San Salvador, hasta un cementerio privado de La Generosa, ubicado a las afueras de la ciudad.

“Este día la familia le ha dado cristiana sepultura a Victoria, y al entierro han acudido amigos cercanos”, explicó un vocero de la Casa Presidencial.

Tras el funeral, los familiares de Victoria Esperanza Salazar dijeron que esperan que se haga justicia y que se castigue a los responsables.

“Esperamos justicia, esperamos que se resuelva esto porque todos los medios vieron la manera en que asesinaron a mi hermana, que no fue una manera correcta de actuar de los policías”, declaró Carlos Salazar, hermano de Victoria.

El hermano de la víctima lamentó que, pese a que hubo muchos testigos, nadie hizo nada por querer ayudar a Victoria, “sino que solo la dejaron como un perro muerto”.

Carlos Salazar declaró a los medios que su familia sigue sin entender qué fue lo que pasó, además de destacar que las autoridades mexicanas únicamente les han informado sobre la detención de cuatro policías, acusados de feminicidio.

“Se supone que hay otros dos implicados más, siempre policías”, añadió.

Victoria Esperanza Salazar es una mujer de origen salvadoreño que vivía en México desde hacía cinco años, murió el pasado 27 de marzo luego de ser sometida por elementos de la Policía Municipal de Tulum.

Al momento de su muerte, Victoria dejó en la orfandad a sus dos hijas, de 15 y 16 años de edad y a quienes el gobierno de El Salvador se comprometió a apoyar en sus estudios y manutención.

Este domingo, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, lamentó la muerte de Victoria y dijo que la misma debe mover a los gobiernos no solo de El Salvador sino de México y Estados Unidos para defender y respetar los derechos de los migrantes.

Sepultan en El Salvador a Victoria Salazar, familiares piden justicia