Reino Unido: condenan por primera vez a un policía por vínculos con neonazis

Ficha policial de Benjamin Hannam, de 22 años, agente de la Policía Metropolitana de Londres, condenado por pertenecer a un grupo terrorista neonazi. © Policía Metropolitana de Londres/Vía Reuters Ficha policial de Benjamin Hannam, de 22 años, agente de la Policía Metropolitana de Londres, condenado por pertenecer a un grupo terrorista neonazi.

El Tribunal Penal Central de Inglaterra, conocido como Old Bailey, declaró que el policía Benjamin Hannam, de 22 años, era culpable de pertenecer a un grupo neonazi y poseer material extremista. Se trata de la primera condena en este país contra un miembro de la fuerza pública activo por delitos relacionados con terrorismo. Su sentencia se conocerá en una nueva audiencia el 23 de abril.

Benjamin Hannam, un agente de policía de 22 años, habría entrado a la fuerza pública británica mintiendo sobre su asociación con Acción Nacional (National Action, en inglés), una organización de extrema derecha prohibida en el país.

Las autoridades establecieron que Hannam tuvo sus primeras relaciones con el movimiento al menos desde 2016, seis meses antes de que el grupo se convirtiera en el primero en ser declarado ilegal en el país desde la Segunda Guerra Mundial.

En 2018, el joven presentó su solicitud para unirse a la Policía Metropolitana de Londres, pero no advirtió que estaba vinculado al grupo extremista y por eso el departamento policial aseguró durante el proceso judicial que Hannam mintió sobre su participación con el colectivo, concretamente, participaba en la rama NS131, según indicó Richard Smith, jefe del Comando Contra el Terrorismo de Londres.

Las autoridades señalaron que no hay evidencia de que Hannam hubiera seguido con esas acciones específicamente después de 2018.

Los hallazgos de las autoridades contra Benjamin Hannam

En febrero de 2020, los detectives descubrieron su participación en el grupo extremista, tras la filtración de una base de datos de miembros de un foro en línea de esa ideología, Iron March, en el que se había registrado con el nombre "Anglisc".

Un mes después, Hannam fue arrestado en su casa, donde los oficiales encontraron un cuaderno que se refería al grupo de extrema derecha, una guía sobre cómo usar cuchillos y armas, y el manifiesto del extremista noruego Anders Behring Breivik, autor del atentado con carro bomba y posterior masacre en un campamento de verano, que dejó 77 personas muertas en 2011. Esos fueron los peores hechos de terrorismo que ha protagonizado el país nórdico.

Los investigadores hallaron que Hannam asistió a reuniones de Acción Nacional en pubs, participó en capacitaciones y apareció en videos en internet del grupo después de que este quedara prohibido.

 

Tras evaluar los casos policiales en los que Hannam estuvo involucrado, las autoridades aseguran que no arrojaron ningún comportamiento del cual preocuparse ni para sus colegas ni para algún otro ciudadano.

El jefe del Comando Contra el Terrorismo de Londres, Richard Smith, dijo que aunque el público podría alertarse por el hecho de que un policía estuviera involucrado con el terrorismo de extrema derecha, la institución actuó rápidamente una vez se conocieron sus antecedentes, momento en el que fue suspendido de sus funciones.

Ahora y tras 32 horas de deliberaciones fue encontrado culpable de las acusaciones por el Tribunal Penal central de Reino Unido, Old Bailey. Su sentencia se conocerá el próximo 23 de abril.

Con Reuters y EFE

Reino Unido: condenan por primera vez a un policía por vínculos con neonazis