El desafío de Máxima Zorreguieta para recuperar su imagen

© AFP

El 17 de mayo próximo, Máxima Zorreguieta cumplirá 50 años y con la entrada a la nueva década, se enfrenta a un importante desafío en la corona de los Países Bajos. 

La argentina tiene por delante la difícil tarea de recomponer tanto su imagen como la de su familia, que en 2020 tuvo una precipitada caída.

Apenas irrumpió el Coronavirus, que trajo aparejado el aislamiento dispuesto en todo el mundo, en Holanda sucedió lo mismo, pero fueron los reyes los primeros en romper las reglas.

Primero, hicieron un viaje a Grecia, a una isla que ellos compraron sobre la costa del Mar Egeo. La familia rompió el protocolo y luego pidieron las disculpas correspondientes. En la cuenta oficial de Twitter de la Corona, el matrimonio se mostraba afligido y en un marco de solemnidad dijeron cuánto lamentaban lo ocurrido.

Al poco tiempo, nuevamente los Reyes cometieron un nuevo error y otra vez viajaron a descansar a la paradisíaca isla de su propiedad. En ese momento, las restricciones eran durísimas y el COVID  se ya había convertido en una gran preocupación. Una vez más, las vacaciones se interrumpieron y esta vez sólo duraron un día y tuvieron que regresar en un avión comercial, casi de urgencia tras recibir un repudio unánime. 

Justificando que habían tomado todas las precauciones para prevenir el virus, la pareja hizo su nuevo pedido de disculpas mediante un video. 

Ese accionar de los reyes perjudicó notablemente la imagen de ambos y Máxima, que se había ganado el corazón de los holandeses, hoy se enfrenta a una dificultosa tarea, dado que su imagen cayó notablemente. La confianza que el pueblo tenía con Guillermo y Máxima cayó de un  76  a un  47 %  y Zorreguieta tenía una confianza de ellos en un 83 %, ahora esta cifra cayó al  61%.

Estos números se desprenden de una encuesta realizada en la televisión pública de ese país de la que también surgió que el 70% dijo que Máxima y Guillermo dañaron notablemente a la monarquía.

Respecto al interés por mantener la monarquía en Holanda las encuestas fueron alarmantes y más de la mitad de los encuestados de entre 18 y 40 años aseguraron que no tendría que haber más corona en ese país.

Más allá de los fríos números de las estadísticas, éstos tienen detrás a las personas que se manifiestan y este último año, las apreciaciones contra la familia real, se fue al piso algo que no les es indiferente y, por el contrario, necesitan revertir.

Los salarios de la corona: otro motivo de desagrado

Durante este año en curso, el Estado dio a conocer las exorbitantes cifras que cada uno de los royals llevará a sus arcas y este fue otro enorme motivo de malestar de los holandeses:

Guillermo tendrá un salario anual aproximado de 1 millón de dólares más allá de los 6 millones de dólares para gastos de personal. Máxima, por su parte, recibirá una cifra similar en tanto que la madre de Guillermo, la emérita Beatriz, cobrará alrededor de 2 millones.

Ante el descontento de los habitantes, fue el primer ministro de los Países Bajos quien tuvo que dar la cara y, en ese sentido, se comprometió a revisar los números.

Pero lo que más molestó a los ciudadanos fue el sueldo que le otorgarán a la princesa Amalia y que ronda los 300 mil Euros más 1,6 millones de sueldos de su personal. La joven de 17 años es cuestionada en este sentido dado que fueron sus propios padres quienes aseguraron que la niña tiene como prioridad sus estudios y no tendrá funciones importantes en la Corona, por lo tanto no se justifica esa millonada que el Estado destinó a la adolescente. 

Sin duda, el trabajo de Máxima Zorreguieta llevará una minuciosa tarea que seguramente, con su carisma e inteligencia, podrá resolver.

El desafío de Máxima Zorreguieta para recuperar su imagen